Castillo de Hohenschwangau

El Castillo de Hohenschwangau se remonta inicialmente al burgo de Schwanstein en el siglo XII. En su accidentada historia, el castillo, cambió de propietario varias veces, y el Castillo de Hohenschwangau fue dañado en múltiples ocasiones en el transcurso de varias guerras. En 1832, el castillo fue adquirido por Maximillian II, el padre del rey Ludwig II de Baviera, desde entonces ha sido reconstruido desde los planos originales de estilo neogótico y hoy brilla de nuevo con el esplendor que se merece.

La residencia de verano de la familia real fue también el lugar de la infancia de Ludwig II de Baviera y fue utilizada por él hasta su muerte en 1886.

Hohenschwangau
Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio, está aceptando nuestro uso de cookies.